9 Hipótesis sobre las abducciones

Noticias Nuevos
Spread the love

Durante muchas décadas hemos leído y visto en el cine muchas historias a cerca este fenómeno, en este post te brindamos las 9 hipótesis sobre las abducciones más resaltantes y resumidas que nos ayudarán a entender puede estar pasando.

1. Fraudes

Los sujetos que muestran huellas corporales de haber sido secuestrados por un ovni podrían padecer un trastorno catalogado por la Asociación Psiquiátrica Americana como “trastorno ficticio”. Lo padecen los individuos que fingen enfermedades físicas o psicológicas cuando existe una motivación para asumir el papel de enfermo.

2. Susceptibilidad a la sugestión

En este apartado entran: la “personalidad propensa a la fantasía”, que es la predisposición para entrar en experiencias imaginarias; la “hipnotizabilidad”, es decir la capacidad para aceptar sugestiones ofrecidas durante la hipnosis; y el “síndrome de falso recuerdo”, que se refiere a la influencia de la sugestión durante la hipnosis para producir “recuerdos” de hechos que no han sucedido.

3. Trastornos de personalidad

Ciertos trastornos predispondrían al individuo a producir información imaginaria y a aceptarla como sucesos reales. La personalidad con déficit de límites es un trastorno según el cual se sufre de una débil discriminación entre categorías cognitivas como realidad o ficción, sueño y vigilia, etc. La “huida de uno mismo” es una forma de fantasía masoquista que, con la influencia de los medios de comunicación, podría crear el caldo de cultivo para que una fantasía se manifieste como experiencia de abducción.

4. Anomalías del sueño

La parálisis del sueño se manifiesta en la incapacidad de moverse mientras uno se cree despierto, lo que produce sentimientos de angustia y miedo. Este estado suele venir acompañado por “alucinaciones hipnogógicas”, que ocurren al dormirse, y “alucinaciones hipnopómpicas”, que se dan al despertar. La narcolepsia sucede durante la actividad normal del día cuando una persona no es consciente de lo que ha hecho en un momento determinado, lo que recuerda al “tiempo perdido” de los casos de secuestro OVNI.

5. Psicopatologías

Las psicosis (alucionaciones y delirios), “folie à deux” (síntomas psicóticos compartidos), reacciones de conversión (manifestaciones fisiológicas de naturaleza psicosomática), trastornos disociativos (amnesia, fuga y otras pérdidas de memoria y orientación), trastorno de múltiple personalidad (que se presenta en forma de mensajes de otras entidades) y “síndrome de Munchausen” (heridas autoinfligidas o falsa sintomatología).

6. Hipótesis psicodinámicas

Las abducciones han sido explicadas como respuestas inconscientes a una serie de fenómenos como: “recuerdos pantalla de abuso infantil” (la abducción serviría como pantalla de recuerdos más traumáticos de la infancia), “recuerdos del nacimiento” (propuestos por Lawson), ansiedad del aborto (hipótesisde Stacy), el “inconsciente colectivo” (Carl Jung), así como otras teorías de lo imaginario o lo imaginal, “estados alterados de consciencia” (que explican los fenómenos ovni como emergencias de material inconsciente a la conciencia) y otros.

7. Teorías ambientales

Son teorías físicas, geológicas y neurológicas combinadas, entre ellas: la “hipótesis de la tensión tectónica” (Persinger), la de las “luces terrestres” (Devereux), la hipótesis de la “polución electrónica” que produciría reacciones alérgicas (Buden), etc.

8. Hipótesis extraterrestre

“Extraterrestre” en un sentido vago y general sobre cualquier entidad fuera de este mundo, tiempo o realidad. (Acotación del autor).

9. Hipótesis antropológicas

Rogerson (1993) hace un acercamiento a la antropología en busca de paralelos con los relatos de abducción, por ejemplo en “ritos de iniciación” de diversas culturas que implican abusos, y en los que se dan escarificaciones, circuncisión o clitoridectomía. Lo que Rogerson ve en todo ello es un modelo de experiencia “centrada sobre el tema de la impotencia”. En la cirugía que sufre el abducido en la mesa de exploración de un OVNI se puede ver la experiencia más radical de impotencia que el ser humano puede enfrentar. También encontramos esa impotencia en una variedad de estados alterados, como la parálisis del sueño, las visiones hipnogógicas o las alucinaciones.

Igualmente llama la atención Rogerson hacia el papel de las máscaras en los rituales de iniciación, en los cuales el neófito debe hacer frente a los temibles demonios de su cultura. Ahí se compara la figura salvaje de la máscara con ese rostro de ojos rasgados y envolventes del alienígena.

Fuente: Cabria, Ignacio, “OVNIs y Ciencias Humanas – Un estudio temático de 50 años de bibliografía”, MMII.


Quieres más información, escríbenos.